Blog Glasse

Día Internacional del Helado: siete razones para comerlo hoy y siempre

El 12 de abril es el Día Internacional del Helado, ¡y sobran los motivos para celebrarlo! Uno de los postres (y hasta almuerzos o cenas) preferidos en todas partes del mundo, tiene su día especial. Según estudios, es un alimento más saludable de lo que se cree en primera instancia.

A continuación, en su día, siete razones para comerlo hoy y siempre.

  • Aportan grandes cantidades de calcio

Una ración de helado de leche o de yogurt puede cubrir hasta 15% de requerimientos diarios.

  • Es un postre que todos pueden comer

No está prohibido para nadie. Niños, jóvenes, adultos, ancianos, enfermos… Todos pueden deleitarse con su sabor. Tiene alto contenido en proteínas y hasta vitamina B2.

  • Puede ser el pretexto perfecto

Un helado es el pretexto perfecto para ir con alguien a pasear. Contar las penas a un amigo, divertirte con la compañía de otros mientras disfrutas de este legendario postre.

  • La mejor medicina para el corazón

¿Estás triste? ¿Las cosas no salieron cómo deberían? Una buena película y un cuarto de helado pueden ser la solución.

  • Siempre mejorará tu ánimo

El helado contiene un aminoácido llamado triptófano. Éste aumenta los niveles de serotonina, la cual es conocida como la hormona de la felicidad. También se inhiben los síntomas de depresión y calma la agresividad o ira.

  • Nunca te vas a cansar

Por su consistencia no deja con malestar estomacal. Es muy rico, hay millones de opciones, y jamás podrás decirle que no.

Las endorfinas que poseen los sabores como el de la vainilla y el chocolate calman los niveles de estrés y enojo.

Muchas veces creemos que el helado es un gusto culposo, pero después de estos motivos por los cuales podemos disfrutar un helado nos damos cuenta que es un placer delicioso, disfrutar de un rico helado hecho con las bases más deliciosas hechos con máquinas de helado Glasse.

Si a ti como a nosotros se te antojo n delicioso helado empieza un negocio de helados con ayuda de Glasse y cumple ese antojo tuyo de los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *