Blog Glasse

Los helados: buenos, refrescantes y ¡sanos!

Que si los helados engordan, que si los helados no alimentan. Es cierto que algunas variedades contienen grasas y azúcares, pero debes saber que los helados también aportan vitaminas, minerales como el calcio, hidratos de carbono y proteínas. Siempre y cuando sepas elegirlos, colocarlos adecuadamente en tu dieta y no abusar de ellos, te aportan incluso distintos grupos de nutrientes de alta calidad. Hoy en día la formulación de estos caprichos ha variado mucho hacia una composición más equilibrada.

Es decir, los helados también alimentan y, como complemento, no tienen por qué estar reñidos con una alimentación equilibrada. Así es que, ¡aprovecha! Disfruta de tu helado y, si te lo has ganado porque has hecho un gran entrenamiento o una buena carrera, sonríe como si fueras un niño.

Helados a base de leche o agua: ¿Qué aportan?

Dependiendo de si son helados elaborados a base de leche, de crema o de agua, aportan unos valores nutritivos u otros y también varía su contenido calórico y de grasas.

Por ejemplo, el valor nutritivo de los helados de leche se basa en proteínas de alto valor biológico, lípidos, azúcares y vitaminas. Los sorbetes, polos o granizados, por su parte, son helados elaborados a base de agua y contiene una cantidad alta de frutas.

En cuanto a su contenido calórico y su porcentaje de grasas, es obvio que los helados de hielo, hechos a base de agua, tienen menos calorías (entre 68 y 138 por cada 100 gramos) y menos grasa que los helados de base cremosa. Pero eso sí, tienen mucho azúcar. Mientras, la aportación calórica de un helado de leche o cremoso se considera media-alta, ya que puede estar entre las 110 y las 380 kilocalorías por cada 100 gramos.

Los helados cuya base es el agua no contienen grasa ni colesterol y apenas contienen minerales. Los helados cremosos y de leche sí que te llenan de minerales, tal y como podemos comprobar en los datos que ofrece la Asociación Española de Fabricantes de Helados. Estos helados te aportan minerales tan importantes como el calcio (entre 97 y 134 mg por cada 100 g), el fósforo (44-67 mg), el potasio (128-145 mg), el sodio (41-43 mg) y el magnesio (11 mg). Cuidan tus huesos y tus músculos.

Las proteínas también llegan de la leche, el huevo y los productos lácteos y los helados también te cuidan con las vitaminas que aportan muchos de sus ingredientes, sobre todo la Vitamina A, B2 y B6. Estas vitaminas te ayudan a luchar contra las infecciones y previenen y curan el reblandecimiento de los huesos, favoreciendo la absorción y depósito de calcio y fósforo de los mismos.

Hoy en día los helados son todavía más saludables, ya que cada vez más se utilizan para su elaboración grasas de origen vegetal -no saturadas-, leche desnatada y menos azúcares. Esto hace reducir mucho su porcentaje de materia grasa y su contenido calórico con respecto a los que desgastábamos hace años. Los helados artesanales son incluso un alimento completo que no engorda más que cualquier otro, ya que contienen entre un seis y un ocho por ciento de materia grasa.

Y hay más beneficios del helado. Algunas personas no podían hasta ahora disfrutar de este capricho veraniego, pero ya existan helados aptos para diabéticos o personas celiacas. Puedes ir a tu heladería más cercana y obtener helados sin azúcar, helados para diabéticos o helados sin gluten. Así es que, ¡a por ellos!

Ahora conoces los beneficios que un delicioso helado puede aportar con esto ahora no hay excusas para iniciar un negocio de helados en Glasse contamos con máquinas y bases de helado que facilitaran la fabricación de este dando el mejor sabor y la mejor textura con las mejores máquinas de México. Conócelas en nuestro sitio web www.glasse.com.mx o visita nuestra sala de exhibición donde te atenderemos y resolveremos tus dudas y te animes en iniciar tu propio negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *